Año XXI - Madrid, Lunes 23 de Julio de 2018
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
cubaeconómca
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre

Cultura

Cuba abrirá la puerta al matrimonio entre personas del mismo sexo

Cubaeconómica.com / 26-06-2018
Mariela Castro Espín, diputada e hija del expresidente Raúl Castro

Mariela Castro Espín, diputada e hija del expresidente Raúl Castro

La diputada e hija del expresidente Raúl Castro, Mariela Castro Espín, ha adelantado que la reforma constitucional en la que está trabajando la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba abrirá el camino para tomar decisiones en favor de los derechos de las mujeres y de lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero (LGBTI). 


Así, según ha señalado la también directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) en declaraciones que recoge la Agencia France-Presse, "en la Constitución hay un área sobre oportunidades, derechos, en los que también las personas LGBT deben estar involucradas"; si bien, aclaró, que "no necesariamente las constituciones van a especificidades", sino que "abren puertas para después dialogar en las modificaciones del sistema legislativo".


Esto apunta a que si bien es previsible que la nueva Constitución cubana no recoja el matrimonio entre personas del mismo sexo como tal, sí "abra el camino para que la población decida" de tal forma que, según concluyó Castro, "si la población se prepara, se informa y se le da suficiente información, estaremos tomando las decisiones más revolucionarias, justas y que contemplen los derechos de todas las personas".


Un giro de 180 grados respecto a lo vivido tras el triunfo de la revolución en Cuba en 1959, cuando los homosexuales fueron víctimas de represión y castigo. Un tema por el que Fidel Castro llegó a ofrecer disculpas y sobre el que, ahora, su sobrina, Mariela, considera que la sociedad cubana "ha dado pasos importantes". 


Así, la diputada y directora del Cenesex apunta que "antes había prejuicios para hablar de estos temas" que se han ido consiguiendo cambiar gracias a que hace 11 años, "comenzamos a trabajar la jornada contra la homofobia y la transfobia y eso ayudó mucho a crear escenarios de diálogo en la población"; si bien, reconoció que aún queda mucho trabajo por hacer para acabar con las discriminaciones.


Y, en el mismo sentido, Castro señaló que en América Latina, aún "predomina la misoginia histórica que en sus tiempos condenaba a las mujeres a la tortura y a la hoguera por ser brujas y herejes", lo que impide avanzar en igualdad de derechos entre hombre y mujer tanto como le gustaría. Por ello, reclamó ahondar en la línea que permita "superar todos los elementos simbólicos del patriarcado".


No obstante, la dirigente del país caribeño, considera que el trabajo iniciado en la Isla hace casi seis décadas en dicho ámbito ha contribuido a "erosionar el patriarcado como paradigma de poder" lo que, según valoró, ha propiciado que el Parlamento de Cuba sea el que mayor presencia de mujeres tiene después del de Ruanda o que el aborto sea legal en la Isla desde 1965.