Año XXI - Madrid, Miércoles 14 de Noviembre de 2018
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
cubaeconómca
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre

Economía

El sector inmobiliario cubano mueve ya 1.500 millones de dólares anuales

Cubaeconómica.com / 05-09-2018
Viviendas

Viviendas

Un estudio publicado en la revista CubaGeográfica, editada en Miami, señala que la compraventa de casas en Cuba se ha convertido en un negocio millonario que mueve ya un valor monetario cercano a la mitad del Producto Interior Bruto (PIB) de la Isla, según cálculos que el autor de dicho informe define como "conservadores".


Así, el sociólogo y urbanista Carlos García Pleyán, estima en 37.000 millones de pesos anuales (unos 1.500 millones de dólares) el volumen de la venta de casas en Cuba. Una cantidad aún más espectacular si se tiene en cuenta que la compraventa de casas en la Isla no fue autorizada hasta 2011.


Además, según los cálculos de este experto, que a su vez reproduce El Nuevo Herald, desde las 45.000 viviendas que se habrían vendido en 2012; durante el ejericio siguiente ya se habría llegado a unas 88.000. Con todo, desde entonces, se habría registrado una cierta estabilización en torno a las 100.000 transacciones anuales.


Asimismo, el citado estudio apunta que el mercado inmobiliario cubano está claramente dividido entre propiedades que oscilan entre los 5.000 y los 25.000 pesos cubanos convertibles (CUC), situadas en barrios periféricos y más al alcance de la población local; y los situados en lugares céntricos, turísticos y cerca del mar, con precios que van desde los 50.000 hasta el millón de CUC.


De esta forma, La Habana, Matanzas y Santiago de Cuba tienen los precios de viviendas más altos; y, entre los lugares más caros se encuentran el balneario de Varadero en Matanzas, los municipios capitalinos de Playa, donde están los exclusivos barrios de Miramar y Siboney; y Plaza, donde se encuentran el popular Vedado y Kohly, zona residencial para muchos militares cubanos.


Conviene recordar que, aunque los extranjeros no pueden adquirir directamente las casas, muchos emplean a terceras personas como intermediarios. El año pasado, el Gobierno fijó valores referenciales mínimos para la venta de casas, a partir de su ubicación y otros criterios, con el fin de recaudar más impuestos y paliar la diferencia entre los valores fijados y los reales del mercado.


Más recientemente, las autoridades cubanas han impulsado más regulaciones para la compraventa de casas en zonas turísticas como La Habana Vieja y Varadero. Las medidas, publicadas en la Gaceta Oficial, tienen como objetivo controlar el "incremento poblacional" pero también controlar la competencia del sector privado para que no se "afecten los programas de desarrollo turístico".