Crónicas Habaneras
Cubaeconómica.com
De LA DIPLOMACIA DEL DEPORTE...
Los intercambios deportivos son una de las categorías más nobles para poder desembarcar en la isla sin problemas, y en ese tren está montado hasta el mismísimo Raúl González, quien como parte de la nómina del New York Cosmos dijo sentirse "emocionado ante el histórico partido" que su equipo disputará este 2 de junio en La Habana con la selección de Cuba: "Es la primera vez que voy a Cuba y es muy emocionante. Es un país increíble y estoy ilusionado. Va a ser una pequeña fiesta del fútbol", dijo el delantero español, quien aseguró además que "espero repetir y que otros equipos de Estados Unidos puedan jugar contra los equipos de Cuba".
Si eso pasa con el futbol, no menos puede ocurrir con el béisbol, que despierta pasiones tanto en Cuba como en EEUU, y ya se anunció también que la selección nacional efectuará este año un tope contra los Orioles de Baltimore, perteneciente a las Grandes Ligas. Antonio Becali, presidente del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER), informó que el partido de exhibición se realizará en Cuba en el transcurso de 2015, y aseguró que en los últimos meses otras organizaciones del máximo circuito del Béisbol en EE.UU han manifestado el interés de efectuar duelos de confrontación con la selección isleña.
Los Orioles fueron, hace 16 años, el primer equipo de Grandes Ligas en enfrentar a la selección cubana luego de 1959, al protagonizar una serie amistosa de dos partidos, efectuada en ambos países y con saldo final de una victoria para cada uno.

...A la Deportivo-Literaria

Otros que llegaron fueron los nietos del escritor Ernest Hemingway, John y Patrick, quienes manifestaron su satisfacción por la nueva etapa que viven los vínculos entre su país y Cuba. Ambos arribaron en un yate con otros 10 coterráneos luego de una travesía de siete horas desde Cayo Hueso, en Florida, para participar en la 65 edición del Torneo Internacional de la Pesca de la Aguja que lleva el nombre de su abuelo.

John, en esta su segunda vez en Cuba, dijo que el anuncio del presidente Obama de trabajar por normalizar las relaciones con la isla fue una gran felicidad para él y una grandísima sorpresa. Él y su hermano tuvieron que solicitar un permiso especial al Departamento del Tesoro, pero aclaró que el trámite se ha hecho mucho más fácil desde diciembre. Ambos coincidieron en que las cosas están cambiando y muy pronto será aún más fácil viajar para disfrutar del país, su cultura y su gente.
2015-05-30