La recuperación en marcha, pero...
Cubaeconómica.com
La recuperación de los estragos del huracán 'Mathew' a su paso por el extremo más oriental de Cuba avanza a toda máquina, a juzgar por los reportajes de la televisión, el traslado de brigadas de constructores, electricistas y técnicos de telefonía desde todas las provincias y la marcha “a full” de las industrias de materiales de construcción.

Unas que no paran las 24 horas son las destinadas a la producción de tejas de fibrocemento para restaurar los techos de la mayoría de las viviendas de la ciudad de Baracoa y otras localidades, que tenían cubiertas ligeras o de las llamadas tejas criollas, que como todos en Cuba saben, no resisten los embates de los vientos huracanados.

Por suerte para los miles de damnificados, el Gobierno, mediante el Presupuesto del Estado, asumirá el 50% de los gastos de materiales para quienes emprendan la reconstrucción de sus casas, que además recibirán facilidades crediticias de los bancos.

Ante esta oportunidad, no pocos se preguntan si no es hora ya de ir pensando en restañar los daños con construcciones más sólidas, como techos de placa de hormigón, que son los únicos que salieron ilesos ante el paso del huracán, pues –dicen- volver a poner tejas de fibrocemento “ayuda para resolver la urgencia, pero cuando venga otro ciclón tendremos el mismo problema”.
2016-10-24