¡Qué lleguen los franceses! dicen en La Habana
Cubaeconómica.com
Muchos de quienes en La Habana llegan o salen de la ciudad por la terminal 3 del aeropuerto internacional José Martí, piden casi a gritos “¡que lleguen los franceses!” con la esperanza de que al fin los servicios aeroportuarios alcancen la calidad y agilidad que todos demandan.

Desde hace tiempo se conoce de los padecimientos de viajeros u otras personas que llegan al principal aeropuerto de Cuba, por las malas condiciones de la instalación que, según conocedores, ya hace tiempo sobrepasó la capacidad para la cual fue concebida, además del deterioro natural del edificio, sin suficiente mantenimiento.

Todos tienen alguna historia que contar, desde la lentitud en el despacho de los equipajes por la falta de esteras, que a veces están rotas, hasta salideros de agua en los baños, y un insuficiente servicio en las cafeterías.

“Eso es un infierno” comentan viajeros y acompañantes ante la falta de aire acondicionado en un edificio casi herméticamente cerrado, donde la peor parte la llevan los empleados que deben permanecer en sus puestos durante toda una jornada.

Por eso la exclamación, pues se supone que la empresa francesa que acondicionará esa y las restantes terminales del “José Martí” obrará lo que muchos califican de “milagro”.
2016-11-25