¿Habrá otro Castro en el poder en 2019?
Cubaeconómica.com
Los analistas internacionales juegan con tres o cuatro nombres como posibles sucesores de Raúl Castro, cuando el actual presidente cubano abandone el cargo en 2018, si es que cumple la palabra dada. De hacerlo, será la primera vez unas cuantas décadas en que al frente del Gobierno de la Isla podría haber alguien que no se apellidara Castro.

Pero, ¿de verdad va a ser así? En el exterior, los pronósticos dan casi por hecho que el vicepresidente Miguel Díaz Canel, de cincuenta y pocos años, será el elegido. Dicen que desde su nombramiento, obra del propio Raúl, se colocó en lo más alto de la línea sucesoria, precisamente por su escasa cercanía a Fidel, el patriarca recientemente fallecido.

Y, a la hora de buscarle rivales, suelen aparecer otras dos caras conocidas del Gobierno sin relación familiar con los castro. Marino Murillo Jorge, el presunto 'zar' económico responsable de las últimas reformas y sobre el que van a caer todas las responsabilidades de la austeridad que viene, o el canciller Bruno Rodríguez, que tuvo mucho protagonismo en los funerales del líder histórico.

Y quizá acierten, pero los locutores de Radio Bemba, el nombre que recibe en Cuba la circulación de los rumores callejeros, no acaban de verlo claro y recuerdan que quedan un par de 'castros' en la recámara. Sobre todo uno, el coronel Alejandro Castro Espín, muy querido por los cuadros medios del Ejército. ¿Podría ser el heredero? El tiempo lo dirá.

2016-12-13