Aparecieron los turrones en La Habana
Cubaeconómica.com
Los turrones, de Jijona, de Alicante, de yema, han vuelto a las tiendas de divisas de La Habana, loa señal inequívoca de que las fiestas de fin de año se acercan y que comienza la estampida para las compras que garanticen una buena cena el 24 o el 31 o ambas fechas para quienes disponen de suficiente presupuesto.

Los turrones a todos les gustan pero no todos pueden adquirirlos, pues a muchos pagar tres pesos convertibles (CUC) como mínimo por una golosina no les hace mucha gracias y por ello hay quienes buscan un sucedáneo, y según dicen, “los turrones hechos en Cuba tienen maní en vez de almendras, pero saben casi igual y son mucho más económicos”.

Los más apegados a la tradición conminan a las abuelas a preparar para los postres de navidad los tradicionales buñuelos de yuca y boniato, que sí están al alcance de todos.

Pero los más previsores no andan prestándole mucha atención a los turrones ni a los vinos chilenos o españoles. Ellos tienen la mira puesta “en la pierna de puerco que hay que comprar ahora, porque si esperamos a más adelante se ponen por las nubes” aun cuando se espera que la creciente producción de carne de cerdo en el país pueda satisfacer la masiva demanda de Noche buena, cuando “un 24 sin puerco no es 24” como acuñan muchos.
2016-12-16