Fin de año en La Habana, como siempre
Cubaeconómica.com
Aunque los cubanos no celebran las navidades como el resto del planeta, con las ciudades cargadas de guirnaldas y bombillitos y un ambiente alegórico en todas partes, por lo general “tiran la casa por la ventana” con un maratón de música y presentaciones de los más afamados grupos artísticos en lugares públicos.

Y en esta ocasión no será menos a pesar de los insistentes rumores de los últimos días según los cuales “se iban a suspender todos los festejos”, al menos oficialmente, con motivo del reciente fallecimiento de Fidel Castro.

Como toda bola que se respete, no se sabe cuál fue su origen, aunque se expandió por las redes sociales y algunas páginas de internet ancladas en Miami, y los comentarios fueron ampliándose hasta el punto de anunciar que las Charangas de Bejucal, un acontecimiento secular en ese poblado de la periferia, estaban suspendidas e incluso, se que habría “ley seca” hasta el 7 de enero.

Pero las autoridades lo desmintieron anunciando en la prensa que las celebraciones en todas partes van, como siempre, y en radio bemba son muchos los que dicen aliviados que “se desinfló la bola”, mientras otros se quejan, y con razón, de que “hay gente que se aprovecha de todo pa´ poner malo el ambiente”.
2016-12-22