El 'castrismo' sigue vivo sin Fidel
Cubaeconómica.com
El comienzo del año en Cuba, el primero en el que el régimen castrista seguirá adelante sin Fidel, ha estado marcado por un gran desfile en el que Raúl y la gerontocracia dirigente han mostrado al mundo el supuesto podería militar de Cuba, en una suerte de homenaje postumo a Fidel y de celebración del año número 58 de la revolución.

Un despliegue que casi todos los analistas internacionales parecen relacionar con la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump y la necesidad de los actuales dirigentes de dar una señal hacia el exterior de que todo sigue bajo su control.

Sin embargo, en Radio Bemba, las interpretaciones difieren. Las malas lenguas callejeras cubanas se aferran al 'dime de lo que presumes', e inventan, sin pruebas, una suerte de crisis en las alturas.

Porque, según dicen, aunque es cierto que el viejo revolucionario no pintaba nada desde hacía ya mucho tiempo su final biológico recuerda a los actuales jerifaltes la fugacidad de la vida.

Y más que eso, sobre todo, habría agitado las aguas en las que navegan los aspirantes a convertirse en los sucesores de Raúl y su veternísimo equipo. Los codazos y las tomas de posición, por lo visto, estarían a la orden del día según estas versiones poco creíbles, pero muy persistentes, también.
2017-01-17