En La Habana, "Potin" renace de sus cenizas
Cubaeconómica.com
El paso a formas de administración cooperativa de los establecimientos gastronómicos estatales de La Habana está cambiando la imagen de la ciudad para bien, con una notable mejoría de la calidad de la oferta para una clientela que hace poco tiempo solo emitía quejas por el mal servicio.

En Radio bemba los comentarios se centran en el "renacimiento" de algunos lugares casi emblemáticos de la ciudad como el restaurante "El Jardín" de la calle Línea, o el "Vicky" en la céntrica esquina de Infanta y San Lázaro, donde quienes acuden disfrutan de un buen servicio desde el desayuno y un ambiente moderno y confortable.

"Es cierto que los precios son más altos, pero vale la pena pagar y quedar contento" comentaba un cliente con cara de satisfacción a la salida de "Vicky".Pero las palmas se la lleva el "Potín" de Línea y Paseo, que ya no pasaba de ser una cafetería de quinta y ahora recupera una clientela de asiduos.

"Todo está excelente, pero nunca será como antes" consideran algunos refiriéndose a los tiempos en que Potín era preferido por las señoras más ricas de La Habana para merendar o cenar tras asistir a una función en el teatro Trianón; "pero algo es algo" dicen los más conformes, aunque insisten en que "los cambios, cuando son buenos, deberían ir más rápido".

2017-02-15