En La Habana, descapotables al por mayor
Cubaeconómica.com
Muchos habaneros aseguran que nunca antes se había visto tanto coche descapotable rodando por las calles de la capital, siempre repletos de turistas con sus camaritas en ristre y con frecuencia en verdaderas caravanas de cuatro, cinco y más autos.

Tanto es así que en algunas zonas claves para hacer turismo, como La Habana Vieja o la Plaza de la Revolución, a veces se cuentan por decenas los descapotables de los años 50 esperando por sus pasajeros, que no faltan, aun cuando el precio de una hora de paseo por la ciudad se ha remontado hasta 50 pesos convertibles (CUC).

Tarifas tan llamativas han despertado el interés de no pocos emprendedores que han removido cielo y tierra para comprar un descapotable, aunque esté desvencijado, e incluso han recorrido las provincias en busca de las gallinas de los huevo de oro.

Pero como no hay tantos "convertibles", han prosperado algunos chapistas, verdaderos expertos en serrucharle el techo a un almendrón común y hacer de él un descapotable que con una buena tapicería y colores brillantes hace las delicias de turistas que pagan por pasear en lo que suponen es una joya "original" de los años 50.

Pero como cualquiera no practica tal cirugía, los "expertos" ya se han hecho de "un nombre" y, por supuesto, "cobran un ojo de la cara" por reinventar las carrocerías.
2017-03-17