Pensilvania se suma al lobby en contra del embargo
Cubaeconómica.com
El estado de Pensilvania ha sido el último actor en sumarse al lobby que trabaja en favor de, al menos, burlar el embargo entre Cuba y EE.UU. al buscar la autorización de las importaciones de ron cubano por parte del Gobierno federal que encabeza en estos momentos el polémico Donald Trump.

Este paso supondría la primera importación de un producto producido enteramente por el Estado caribeño después de que el Gobierno de Barack Obama ya permitiese importaciones de carbón vegetal producidas por cooperativas de trabajadores cubanos y de que la OFAC, la Oficina de Control de Activos Extranjeros, comenzase a otorgar licencias para permitir el intercambio limitado de bienes y servicios.

De esta forma, la Junta de Control de Licor de Pensilvania, la agencia estatal que controla las más de 600 tiendas de vinos y licores de dicho territorio, ya presentó la documentación que inicia el proceso de solicitud en busca de la mencionada autorización; y, ahora, trabaja en la documentación adicional requerida por el gobierno federal.

Para Pensilvania, la autorización supondría un logro para un sistema estatal de control de licores que, según señala la agencia AP, es atacado constantemente por el sector privado, que lo descalifica como una reliquia de la era de la Prohibición.

Pero, sobre todo, para Cuba el acceso el sexto estado más poblado de EE.UU. supondría un indudable estímulo económico. Pese a que la Isla ya exporta ron a más de 120 países, EE.UU. es el mayor consumidor de ron en el mundo. Además, se trataría de un paso que daría una señala de inmejorables perspectivas de avance después de la amenaza que supuestamente supuso la llegada de Trump a la Casa Blanca.
2017-05-03