Cuba solo cubre una cuarta parte de su objetivo de IED
Cubaeconómica.com
A pesar de algunas celebradas inversiones que han obtenido una gran relevancia internacional como las de las multinacionales Souza Crux, Nestlé o Unilever, que han aportado a la Isla unos 100, 50 y 35 millones de dólares respectivamente; Cuba no está logrando los objetivos de Inversión Extranjera Directa (IED) que se había fijado.

En concreto, según datos recopilados por Diario Financiero, de marzo de 2014 a noviembre de 2016, el país caribeño habría recibido 1.300 millones de dólares como IED a través de 83 proyectos. Unas cifras que equivalen a unos 500 millones al años, tan sólo la cuarta parte de los 2.000 que se había propuesto.

Al menos, esa es la cifra a la que apunta el Portafolio de Oportunidades para la Inversión Extranjera en cuya última edición se recopilan 395 proyectos en sectores commo industria, energía, telecomunicaciones, minería o biotecnología que requeriría un total de 9.500 millones de IED para los próximos años.

Factores como la incertidumbre política, el control estatal, los desequilbrios monetarios o la persistencia del embargo estadounidense y el temor a posibles represalias de este país continúan así pesando más que las reformas estructurales acentuadas a partir del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba que tuvo lugar en 2011.

Por ejemplo, la Ley de Inversión Extranjera Directa de 2014 abrió la IED a todos los sectores a excepción de Salud, Educación y Defensa; fijó los impuestos corporativos en un 15%; reforzó la protección de la inversión; y disminuyo el porcentaje de gravamen sobre las repatriaciones de ganancias por debajo de la mayoría de países latinoamericanos.

Con todo, precisamente por ello, si bien aún lejos del objetivo inicial; se espera que las cifras de IED continúen aumentando a lo largo de los próximos años, especialmente si se da alguna señal que lo incentive especialmente como un nuevo gesto de EE.UU. o una aceleración de las reformas.
2017-06-06