Si el niño no llega...
Cubaeconómica.com
Los que esperaban que este año pasara con pocos ciclones, tal como pronosticaban los especialistas en meteorología, andan preocupados con la posibilidad de un aumento del número de esos fenómenos en el Atlántico y con ello las probabilidades de que más de uno cause estragos en Cuba.

El caso es que la mayoría de los modelos consultados por el Centro del Clima del Instituto de Meteorología en los meses más recientes indican ahora que las condiciones oceánicas y atmosféricas en el océano Pacífico ecuatorial se mantendrán “neutrales” durante la segunda mitad del año, lo cual aleja la probabilidad de retorno del evento ENOS (El Niño/Oscilación del Sur).

El Niño siempre causa bastantes problemas con abundantes lluvias o fuertes sequías y su influencia se extiende sobre una vasta zona e impide también el desarrollo de los ciclones tropicales.

Así que, concluyen muchos, “si no hay Niño, puede haber más ciclones” lo cual es preocupante, aunque para otros también puede reportar cierta estabilidad en el clima y, sobre todo, que haya más lluvias que mermen la persistente sequía en el país, lo cual es más que suficiente para alegrarse de que El Niño no aparezca esta temporada.
2017-07-31