Los precios, bajo control
Cubaeconómica.com
Aunque muchos en Radio bemba pronosticaban que tras el paso de “Irma” vendría una subida de precios en los alimentos tan devastadora como el mismo huracán, al parecer, como se dice en la jerga callejera, “la sangre no llegó al río”, y no ha habido variaciones notables aun cuando comienza a sentirse la falta de algunos alimentos en los mercados.

Cuando todavía no habían cesado las ráfagas de viento, previsoramente las autoridades amenazaron con que tomarían “serías medidas” con quienes intentaran aumentar desmedidamente los precios y aprovecharse de la previsible escasez para especular, y todo indica que la advertencia causó efecto.

En los mercados de oferta y demanda y puestos privados se nota cierta subida de precios, aunque no como pronosticaban los alarmistas, y en los mercados estatales incluso hay rebajas en renglones como el plátano, cultivo muy afectado por el ciclón y que ha sido cosechado con premura y llevado a los mercados en grandes cantidades.

Algo similar ocurre con los aguacates, que si antes no bajaban de 10 pesos la unidad, ahora se encuentran a 7 e incluso a 5, aunque en ambos productos los vendedores advierten a su clientela que “aprovechen y compren ahora, porque el ciclón los tumbó todos y ahorita se pierden”.
2017-10-02