Ante las nuevas medidas de EE.UU., Cuba contraataca con cifras
Cubaeconómica.com
Soraya Bravo Fuentes, vicepresidenta de Correos de Cuba, ha desvelado que el intercambio por correo postal entre el país caribeño y los EE.UU. se redujo un 46% en lo que va de 2017 respecto al año anterior, después de que en marzo expirase el plan piloto iniciado el 16 de marzo de 2016 y el Gobierno de Donald Trump decidiese no prolongarlo.

Este fue concebido durante el gobierno de Barack Obama y ofrecía la posibilidad de recibir directamente correspondencia y bultos postales desde los EE.UU. a través de vuelos chárter de la compañía IBC Airways; mientras que, ahora, a la espera de poder reactivarlo mediante los vuelos comerciales regulares, dicho correo se ha de mantener a través de un tercer país.

Una revelación que se ha sumado a la cifra de 822.280 millones de dólares en que Cuba ha estimado los daños ocasionados por el bloqueo económico, financiero y comercial que le aplica el Gobierno de EE.UU. desde los años 60, según ha anunciado en el Instituto Nacional de Investigaciones Económicas de la isla.

Esta cifra supone un considerable incremento sobre el informe del Gobierno cubano de 2016 que cifraba los daños que el embargo había supuesto para la Isla en un costo de 753.688 millones de dólares; pese a que el informe de hoy señala que, de abril de 2016 a junio de este año, las pérdidas acumuladas son de un monto de 4.305 millones de dólares.

Sin, embargo, pese a esta escalada de cifras; frente a la ofensiva diplomática y legislativa del Gobierno de Donald Trump, Cuba ha decido ofrecer su cara más amable. Así, el consulado cubano en Washington ha anunciado hoy que continuará prestando sus servicios en el país norteamericano como hasta ahora.

Este anuncio llega después de la decisión de EE.UU. de expulsar a 15 miembros del cuerpo diplomático de Cuba del país como represalia por los daños que ha sufrido el personal de la embajada de EE.UU. en La Habana. Una medida que hizo afirmar el pasado martes al canciller cubano, Bruno Rodríguez, que dejaba al consulado en una situación "de extraordinaria precariedad".

La oficina consular es vital para atender a la comunidad cubanoamericana que desee viajar a la Isla y antes de la medida tomada por el Gobierno Trump, los trámites necesarios ya se extendían hasta aproximadamente los dos meses por lo que, ahora, todo apunta a que se extenderán aún más. De hecho, el consulado ya ha publicado una nota en la que ofrece disculpas a todos los usuarios por los retrasos adicionales que pueda generar la 'represalia' estadounidense.
2017-10-06