PUBLICIDAD
Año XX - Madrid, Lunes 11 de Diciembre de 2017
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
cubaeconómca
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre

TRES PREGUNTAS

Alejandro UZCAZTEGUI,
Presidente de Empresarios por Venezuela (Empreven)

Cubaeconómica.com / 01-03-2010
En declaraciones a Prensa Latina, el presidente del gremio Empresarios por Venezuela (Empreven), Alejandro Uzcáztegui, ha asegurado que el comercio entre los países que forman parte de la Alianza Bolivariana de los pueblos de Nuestra América (ALBA) puede ser una alternativa de crecimiento para el sector en un momento en que la crisis ha golpeado con fuerza al comercio interno de América Latina que descendió un 13%. De momento, Empreven celebra algunas rondas de negocio e intercambio con asociaciones similares de otros países integrados en este área con el objetivo de establecer lazos provechosos estables y duraderos.


-¿Considera que es necesario impulsar el comercio entre las empresas de los países miembros del ALBA?

La idea de impulsar las relaciones entre las empresas de los países que forman parte del ALBA puede suponer en este momento una alternativa que aporte beneficios reales muy pronto. Nos movemos en un contexto en el que el volumen de las exportaciones e importaciones de América Latina y el Caribe caerá este año un 13%, según las estimaciones de los analistas internacionales y hay que buscar caminos para reactivar estos flujos. En este marco, es en el que tienen sentidos rondas como las que hemos efectuado recientemente en Ecuador que se han saldado con compromisos de exportaciones adquiridas por la parte venezolana por unos 63 millones de dólares de volumen. Esta cifra me permite calificar de exitosa esta reunión que, forma parte de una estrategia del Gobierno de Venezuela para diversificar mercados en el contexto del ALBA.


-¿Cuáles son los objetivos que se ha marcado su organización con este tipo de eventos?

La meta actual del Gobierno pasa por sustituir con productos procedentes de otros países de la región las importaciones colombianas que realizaba Venezuela y que suponían unos 7.000 millones de dólares cada año. En este contexto es probable, por ejemplo que, en un tiempo relativamente breve, las compras de mercancías contratadas con Ecuador se eleven hasta unos 500 millones de dólares. En esa dirección tuvimos también ruedas de negocios con Brasil y Argentina. De hecho, desde que hace diez años Hugo Chávez llegó a la presidencia de Venezuela se preocupó de la falta de equilibrio internacional que se apreciaba en la balanza comercial venezolana, en la que se registraba una gran preponderancia de EEUU. Por ese motivo, durante estos años hemos construido espacios que paulatinamente compitiesen con EEUU, como el propio ALBA, sin ir más lejos.


-¿En qué consiste la propuesta de colaboración supranacional que realiza Empreven?

En el contexto actual se complican más los negocios para los empresarios de la región por la situación económica negativa. La situación nos obliga a buscar mercados alternativos en Suramérica mediante los procesos de integración. Venezuela propone, por ejemplo, comprar productos elaborados y vender las materias primas para desarrollar producciones en otros países para complementar las economías mediante el fomento de micro industrias globalizadas. Se trata de una nueva especie de cooperativas de participación que importan en conjunto materias primas y las elaboran en talleres artesanales de las cuales somos facilitadores. Más que la búsqueda de ganancia a cualquier costo, Empreven propone la creación de un piso empresarial para la integración en proyectos de cooperación del ALBA en contraposición con la actuación habitual de las empresas transnacionales.