Año XXI - Madrid, Lunes 23 de Abril de 2018
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
cubaeconómca
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre

Con permiso... Tres preguntas

Carlos MALAMUD Investigador Principal de América Latina del Real Instituto Elcano
Cubaeconómica.com / 16-06-2015
En declaraciones a Cuba Económica, el investigador principal de América Latina del Real Instituto Elcano, Carlos Malamud analiza la situación en Cuba en estos momentos marcados por el acercamiento a EEUU. Según Malamud, la Isla pasa por un momento delicado, tanto política como económicamente, y esto explica porque los principales dirigentes del país, con Raúl Castro a la cabeza, han aceptado esa oferta de acercamiento. Así, entre otras factores detrás de esta decisión se encontrarían: el descenso de los precios del petróleo, que por un lado disminuye los ingresos que Cuba obtiene de la venta de los barriles de petróleo venezolano en el mercado libre, y por otro compromete la ayuda que hasta ahora ofrecía Venezuela; un plan de reformas que avanza mucho más lentamente de lo esperado; o la necesidad de contar con un fuerte aporte de inversión extranjera para asegurar el futuro de la isla.

- ¿En este sentido cree que los avances en las negociaciones con EEUU acelerará la llegada de inversiones o que pesará más el embargo aún vigente?
- Por un lado es cierto que el proceso va a ser mucho más lento de lo que muchos auguraban en diciembre del año pasado y buena prueba de ello es el desarrollo de las negociaciones que van bien, pero con las dos partes tomando una serie de precauciones marcadas en buena medida por estos largos años de desconfianza mutua. Pero también es verdad que se han abierto una serie de rendijas que permiten que pese al no levantamiento del embargo haya oportunidades de negocio. Lo que ocurre que también hay que tener en cuenta el tamaño de la economía cubana ya que se trata de un país de alrededor de 10 millones de habitantes en el que si bien hay oportunidades de negocio estas deben ser miradas convenientemente. A ello, hay que agregar una falta importante de infraestructuras que si bien sitúan a Cuba en el mercado turístico con un gran potencial, hacen pensar también que la plena incorporación de Cuba a este sector va a tardar mucho tiempo porque no solamente hay que construir nuevas plazas hoteleras para dar respuesta a una creciente demanda, sino también toda una serie de infraestructuras aeroportuarias, carreteras, etc. Todo ello por no hablar de temas de comunicaciones, acceso a Internet y demás. Por lo que respecta a la inversión multilateral, la verdad es que los organismos multilaterales latinoamericanos, como pueden ser el BID y la CAF, hace tiempo que están siguiendo muy de cerca la actualidad cubana y la forma de intervenir en ella. Y, ha sido precisamente la salida de Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo, la palanca que, efectivamente, permitirá está vinculación con los organismos financieros multilaterales. De ahí también el empeño cubano en lograr este objetivo.

-¿Cuáles podrían ser las grandes oportunidades y retos de la economía cubana?
-Todos los sectores que tienen que ver con el capital humano con que cuenta la Isla ya que bien utilizado sería de una gran utilidad. Lo que ocurre es que para utilizarlo bien serían necesarias aperturas significativas en grandes campos, económicos; pero no sólo económicos, ya que tendría transcendencia en otras actividades. Por ejemplo, el proyecto de la vinculación de Cuba con el tráfico de contenedores regional y transoceánico, a través de una apertura comercial que pase por el puerto de Mariel, evidentemente también sería una gran oportunidad para la isla. Más aún si lo sumásemos a los trabajos que se van a realizar próximamente para la modernización del puerto de Santiago de Cuba. El gran reto es cómo incorporar a la economía cubana al sistema global y, en particular, con las cadenas globales de valor, lo que ocurre es que esto es parte de un proceso más largo y es quizá uno de los retos a más largo plazo. En el corto plazo, destacaría la necesidad de terminar con las reformas iniciadas, ya que la lentitud de muchas de ellas es pasmosa y esto dificulta la apertura económica y que el mercado juegue un papel mucho más relevante. Es decir, en la medida en que Cuba siga siendo una economía fuertemente planificada y con una intervención estatal tan marcada, muchos de los objetivos que intenta lograr la iniciativa privada y la inversión extranjera se van a ver frenados de una manera clara.

Por lo que respecta a los desafíos y cambios políticos, creo que serán mucho más lentos porque la dinámica de los tempos políticos es también mucho más lenta. La gran incógnita está marcada por la presencia o ausencia de los hermanos Castro en la escena política cubana ya que su eventual retirada marcaría un tiempo nuevo. Además, veremos cuán profundas pueden ser las reformas políticas que van a ser necesarias para adecuar la nueva realidad del país a los cambios que se van a poder producir. Esto es algo importante a tener presente y que de alguna manera que va a marcar lo que pase; pero, de todas maneras, yo por el momento no establecería una correlación entre que una mayor apertura económica va a significar una mayor apertura política, sobre todo mientras la estructura del poder siga siendo la misma que la actual.

-¿Y finalmente, cuál cree que será el papel de algunos actores internacionales como:

a) Venezuela?,
- No es lo mismo Maduro que Chávez y su influencia tampoco. No solamente en Cuba sino también en América Latina, de tal forma que la vinculación de Cuba a Venezuela empieza a ser replanteada por los gestores cubanos ya que la ayuda venezolana a Cuba ha dejado de tener la centralidad que tenía antes. Inclusive habría que ver si en estos momentos las remesas provenientes de Estados Unidos no superan ya en valor la ayuda que supone el petróleo venezolano.

b) ¿la UE?,
- La negociación en torno a un Tratado de Cooperación entre la Unión Europea y Cuba va adelante. Evidentemente los acuerdos con EEUU han servido para revitalizar esta situación. Todavía estamos en una fase de negociación y habrá que esperar un tiempo para que esto se concrete pero no creo que sea mucho ya que hay interés europeo y cubano en que sea así. La visita de Hollande ha servido para relanzar esta cuestión, pero también la presencia ya prolongada de muchas empresas españolas en Cuba la recuerda. De hecho, el tema figuraba en un proyecto de declaración de la Asamblea Parlamentaria Eurolatinoamericana, que finalmente no se aprobó, pero no fue precisamente por este punto.

c) ¿o España, a la que algunos atribuyen estar actuando con un perfil más bajo del que, a priori, le correspondería?
- España continúa teniendo una presencia importante no sólo en el plano de la inversión y en el negocio sino también en lo que supone su impacto en la propia sociedad cubana y en su relación con la sociedad española. Es verdad que el presidente de gobierno español no ha viajado recientemente a Cuba pero sí tenemos un flujo de autoridades, la presencia allí es constante y yo no haría un tema del perfil de la presencia española en Cuba porque no lo es.