Año XXI - Madrid, Lunes 23 de Abril de 2018
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
cubaeconómca
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre

Con permiso... Tres preguntas

Antonio GAVILANTES DUMONT Presidente del Club Diálogos para la Democracia
Cubaeconómica.com / 10-07-2015
- ¿Cuáles son las perspectivas para Cuba?
- El restablecimiento de las relaciones con EEUU es muy positivo en todos los sentidos. En el aspecto económico supone un empuje al aumento de la calidad de vida de los ciudadanos cubanos que han sufrido mucho con el embargo ya que éstos sólo castigan a los pueblos, que sufren grandes problemas como desabastecimiento o dificultades de movimiento, mientras que las elites permanecen inmunes. En cuanto a la llegada de inversiones en Cuba está todo por hacer y hay unas grandes posibilidades de desarrollo de negocio. No obstante, el nuevo marco económico tiene que ir aparejado por un nuevo marco político que le dé seguridad y estabilidad. Por tanto, yo creo que Cuba se irá abriendo también desde el punto de vista del pluralismo democrático y vaya hacia una democracia en el sentido occidental de partidos políticos, libertad de expresión, de reunión, asociación, etc. En definitiva de respeto a los Derechos Humanos.

-¿Y en qué sectores creen que están las grandes oportunidades?
-En primer lugar el sector de la construcción. No solamente las grandes, ya que las pequeñas también tienen una gran oportunidad en todo lo que tendría que ver con los trabajos de reconstrucción de la Habana Vieja, por ejemplo. Después, también las empresas de consultoría de ingeniería relacionadas con los trabajos anteriores o de telecomunicaciones y energía ya que habrá que desarrollar grandes proyectos por el incremento general de actividad. Después también en distribución alimentaria y en el sector textil o de la confección. Yo estoy seguro que empresas como Inditex o Mango ya están estudiando la posibilidad de instalarse en La Habana ya que además va a haber también mucho incremento en el sector turístico por ejemplo a través de los ferries entre Miami y La Habana. Sin duda ciudades como Santiago de Cuba o, como no, La Habana tienen que ser lugares que atraigan el interés de empresas como estas.

-¿Cuáles son las amenazas que cree que se pueden producir en este nuevo contexto?
-Creo que se tiene que aprovechar la Presidencia de Obama porque después no se sabe quien puede venir y quizá el Partido Republicano podría ser menos proclive a este acercamiento con Cuba. Aunque también es cierto que cuando hay posibilidades de negocio, todo es más fácil y si tenemos en cuenta que en Miami, que es un estado clave, hay mucho dinero en familias con origen cubano, pues todo ello puede ayudar a facilitar las cosas. Hay que tener en cuenta que mucha de esa gente ocupa puestos de alta responsabilidad en empresas financieras y en otros sectores clave. El tiempo todo lo cura y esta segunda generación de origen cubano, ya instalada en EEUU, que ha disfrutado otras experiencias no relacionadas con lo traumáticas que han podido ser las de quienes vivieron el exilio, seguro que quieren aprovechar la oportunidad que ofrece esta nueva coyuntura en Cuba.