PUBLICIDAD
Año XX - Madrid, Lunes 11 de Diciembre de 2017
icono de enlace a twitter icono de enlace a facebook icono de enlace a linkedin icono de enlace a google+
cubaeconómca
Botón Menéame
Botón Imprimir
Botón Enviar por mail
Más noticias sobre

Eventos

Festival Internacional del Habano 2017

Ángel García Muñoz / 06-03-2017
Dos mil personas de 50 países han participado en la cita mundial más importante para el negocio de los cigarros Premium en una semana llena de actividades, eventos, talleres y conferencias magistrales, con visitas a las plantaciones de tabaco y a las fábricas de habanos.

A lo largo de las jornadas del Festival, los participantes han sido testigos de los nuevos lanzamientos de diversos cigarros cubanos, en especial de la nueva línea Montecristo 1935, así como las nuevas vitolas de la marca Quai d’Orsay (que serán vendidas en todo el mundo) y la estrella del H. Humpmann Sir Winston Gran Reserva Cosecha 2011.

Este nuevo habano inaugura el concepto de Gran Reserva en la marca, después de que en el año 2014 se presentara la primera reserva con el H. Upmann nº 2, con hojas de la cosecha del año 2010, y así tras cinco años de añejamiento del nuevo Sir Winston el tabaco ha liberado los taninos correspondientes, lo que permite al cigarro un sabor más redondo, profundo y de gran carácter en boca.

Y para que este cigarro sea de mayor exclusividad solamente se han preparado 5.000 cajas de 20 cigarros cada una, por el gran significado que el Sr. Winston ha tenido desde siempre para los aficionados a la marca H. Upmann.

En la primera cata a pie del Festival encontramos este Gran Reserva con todo el aporte de sabores que disponen los tabacos tan añejados, con una fortaleza de grado medio y un impresionante aroma tanto en frío como una vez iniciada la combustión, con una fumada que nos llevó por encima de los 70/80 minutos.

Debido a la fuerte lluvia que cayó en La Habana al anochecer, el acto de la Noche de Bienvenida del Festival no pudo contar con los elementos musicales y de sonido habituales, si bien es verdad que en mi conversación con el Co-Presidente de Habanos Luis Sánchez Arguindey, quien no tuvo ocasión de dirigirse a los invitados debido a la humedad, me contó con la satisfacción de los resultados de Habanos, S.A. del año 2016, con el crecimiento del 5% en todos los mercados y la gran apreciación en todo el mundo de las celebraciones del 50 Aniversario de la marca Cohiba, lo que quizás haya sido el motivo para ser la más vendida en todos los mercados y muy especialmente en la zona de los principales países europeos consumidores de habanos.

En la visita a las vegas de tabaco de los municipios de San Juan y Martínez y de San Luis, ambos de la provincia de Pinar del Río, los participantes en el Festival pudieron comprobar la excelente cosecha de tabaco del año 2017.

Las plantas que vieron los visitantes casi llegan a los dos metros de altura y los vegueros explicaron que este año se ha sembrado una nueva variedad denominada “Criollo 2012”, que produce una media docena de hojas más en cada planta, lo que optimiza con mucho la recolección de hojas para capa de los cigarros.

La tercera jornada del festival estuvo especialmente marcada por la noche de Quai d'Orsay en la que se presentaron las dos nuevas vitolas del portafolio para todo el mundo, por la sesión celebrada con casi cuatrocientas personas para maridar dos habanos con cuatro brandis de Jerez y por las numerosas actividades desarrolladas en el Palacio de Convenciones a lo largo del día.

Por la tarde se celebró la Alianza de Habanos y Brandis de Jerez, en la que participaron casi 400 personas para maridar el Trinidad Vigía con los brandis Carlos I Imperial y Lepanto Solera Gran Reserva, así como el Partágas Serie D nº 4 con el Cardenal Mendoza Carta Real y el Fundador Exclusivo.

Ya en la noche la jornada se cerró con la cena de presentación de las nuevas vitolas de Quai d’Orsay, que aunque ahora solamente se distribuía en Francia, a partir de este año esta marca estará disponible en todo el mundo con tres vitolas: Coronas Claro (142x42), Nº 50 (110x50) y Nº 54 (135x54).

Las fábrica de La Corona fue la primera que visitaron cientos de los asistentes al Festival desde primeras horas del jueves y está catalogada como la más grande de Cuba, con unos 300 torcedores, que a lo largo del año consiguen la mayor producción de habanos de toda la isla, que el pasado año superó los seis millones de unidades y en la que se elaboran cigarros de Hoyo de Monterrey, Bolívar y otras marcas.

La nueva línea Montecristo 1935 y la Cena de Gala fueron la apoteosis final del XIX Festival Internacional del Habano 2017, pues más de mil personas asistieron al broche final de la mayor fiesta de los cigarros que se celebra en el mundo, que fueron obsequiados con varios de los habanos que se presentaban y muy especialmente con las tres vitolas de la nueva línea Montecristo 1935.

Dos de ellas inéditas en el portafolio de Habanos, Maltés (153 x 53) y Dumas (130 x 49), mientras que Leyenda (165 x 55) toma el formato de la edición especial Montecristo 80 Aniversario, lanzada de manera limitada en el año 2015 para conmemorar los ochenta años del nacimiento de la marca.

La ya tradicional subasta de humidores al finalizar la cena, que obtuvo una recaudación total de 1.265.000 euros que se destinarán al sistema de salud de Cuba, contó con siete lotes confeccionados por artesanos cubanos con cigarros de las marcas Bolívar, H.Upmann, Hoyo de Monterrey, Romeo y Julieta, Partagás, Montecristo y Cohiba, piezas decoradas con maderas preciosas, plata y llenas de habanos.

El protagonista de la noche fue el humidor de Cohiba, con 20 cajones y 580 puros de esta marca, que se llevó el canadiense Leander D’Silva por un precio de 380.000 euros.

La noche también contó con actuaciones musicales como las de artistas cubanos de talla internacional como Haila, ganadora de un Grammy Latino, y la estelar del violinista hispano-armenio Ara Malikian y su conjunto de músicos.