"No escampa" con la mala calidad del pan en La Habana
Cubaeconómica.com
“Es lo mismo con lo mismo” o “no escampa” son frases que se reiteran en Radio Bemba al referirse a la mala calidad del pan, aunque no de todo el pan, sino de ese panecillo de 80 gramos y que al precio de 0,05 pesos cubanos (CUP) recibe toda la población del país por la libreta de abastecimientos, diariamente.

El tema, se dice, ha sido uno de los más recurrentes en las reciente rendiciones de cuentas de los delgados (concejales) a sus electores, y aunque van y vienen las quejas y la búsqueda de soluciones, el problema persiste y, como muchos advierten, se pierden, de panecillo en panecillo, miles de toneladas de harina, levadura y grasa que el país importa.

Algunos panaderos alegan que la calidad de la harina es mala, o la de la levadura, o la grasa, pero la generalidad de los clientes no se creen el cuento, pues aseguran que si los insumos son los mismos por qué hornean un pan bueno y otro malo.

Porque por suerte, ese no es el único pan que se consume, pues las panaderías producen otras cantidades en venta libre y de mejor calidad, aunque más caro, y también han surgido hornos privados que ofrecen un producto aún mejor, en CUC, “pero el pan nuestro de cada día sí que no mejora” como aseguran muchos.

2017-01-13