Bouygues se promociona como actor clave de la construcción hotelera cubana
Cubaeconómica.com
Bouygues Batiment International está promocionando su labor a cargo del desarrollo de construcciones hoteleras en Cuba entre la que se incluyen varios hoteles en Varadero, Santas María, Cayo Coco o formar parte del equipo de construcción del hotel Gran Manzana Kempinski, un cinco estrellas plus que fue el primero de Kempinski en La Habana.

La filial de la multinacional francesa de la construcción ha resaltado estos logros en el periódico electrónico de Caribbean & Americas News Digital (CND), que cuenta con una edición especial sobre Cuba. Se trata además de una publicación del Grupo Excelencias, especializado en servicios de publicaciones propias y por encargo de clientes.

De esta forma, la también agencia de publicidad, marketing, relaciones públicas o de organización de ferias internacionales, congresos y eventos; publica una entrevista con el arquitecto peruano José Manuel Galfré, quien trabaja en la empresa gala a cargo de "proyectos inmobiliarios, hoteles y retail, especializado en supervisión y ejecución de proyectos".

Una pieza que sirve a la empresa constructora francesa tanto para promocionar sus logros como sus sistemas de construcción y apuntar que ofrece "soluciones innovadoras de financiación" para sus proyectos, así como su apuesta "por la construcción sostenible". Dos aspectos, el de obtener inversión internacional y el de la sostenibilidad, que se encuentran entre las prioridades de las autoridades cubanas.

Un movimiento que no parece casual en un momento en el que, ante el paso atrás que está dando EE.UU. con Trump, todas las cancillerías europeas buscar aprovechar un espacio que parecía reservado para el país norteamericano. Y, entre ellas, hay que tener en cuenta que tanto las empresas como la diplomacia francesa llevan jugando un papel destacado desde que, con Obama en la Casa Blanca, en diciembre de 2014, Washington anunciase el deshielo.

Tan solo seis meses después, el entonces presidente galo François Hollande logró ser el primer mandatario occidental en visitar el país caribeño. Mientras, España que, por un momento, parecía querer recuperar la iniciativa y el tiempo perdido al aceptar la invitación cursada por el canciller cubano Bruno Rodríguez, en su visita a Madrid de hace unos meses, al Rey y al presidente del Gobierno de visitar oficialmente la Isla; se lo vuelve a tomar con calma.

Así, ni el nuevo "Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación" será ratificado por el Congreso antes del descanso del verano; ni tampoco según desvelaban fuentes diplomáticas a Vozpópuli durante esta semana, el viaje del ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, preparatorio de la visita oficial a la isla de los Reyes y el presidente del Gobierno, será antes de otoño.

2017-07-12