Lo que nos espera es mucho, dicen los cubanos
Cubaeconómica.com
Pasado el sofocón por el paso del huracán Irma, que causó la muerte de diez personas, tanto en La Habana como en el resto del país a nivel de Radio bemba se repite una frase que aunque breve, está llena de preocupaciones: “Ahora lo que nos espera es mucho”.

Ello se debe, en parte, a las consecuencias inmediatas del paso del huracán, considerado por los meteorólogos el mayor que se haya formado en la región del Atlántico , como falta de electricidad, agua, gas y comunicaciones telefónicas, que las autoridades hacen todo lo posible por restablecer en el menor tiempo posible.

A más largo plazo ven la solución los miles que han pedido sus viviendas, y todos por igual insisten en que la escasez de alimentos por los daños causados a la agricultura, puede hacer aún más difícil la lucha cotidiana de la mayoría de las amas de casa del país por poner en la mesa desayuno, almuerzo y comida.

Otros advierten que la recuperación será más lenta, pues casi siempre los ciclones solo afectan una pequeña parte del país, pero en esta ocasión el huracán fue bordeando la costa norte y golpeó con mayor o menor fuerza 10 de las 15 provincias cubanas, desde Holguín y Las Tunas, en el oriente, hasta Mayabeque y La Habana en el occidente, y en consecuencia, hay que “repartir las fuerzas” para restañar los daños.
2017-09-27